Código ético y conflicto de intereses

La Revista de Historia Universal es el resultado del trabajo y esfuerzo mancomunado de autores, editores y evaluadores cuyo objetivo es el avance de la ciencia para el desarrollo social y cultural. Por ello, y en el marco de la política de acceso abierto que impulsa la Universidad Nacional de Cuyo, la revista no cobrará a los/as autores ningún cargo por la publicación, quedando disponibles inmediatamente los artículos en acceso abierto tanto para autores como para lectores.

Los autores conservan los derechos de autor y ceden a la revista el derecho de la primera publicación. La aceptación del trabajo por parte de la revista implica que el manuscrito no debe haber sido enviado a otras revistas u órganos editoriales simultáneamente para su revisión y la cesión no exclusiva de los derechos patrimoniales de los autores en favor del editor, quien permite la reutilización bajo una Licencia  Atribución-NoComercial-CompartirIgual 2.5 Argentina (CC BY -NC-SA 2.5 AR) que permite utilizar lo publicado a terceros, siempre que mencionen la autoría del trabajo y a la primera publicación en Revista de Historia Universal, que no se utilice con fines comerciales y que las obras que se deriven del artículo se compartan en iguales condiciones.

Para la reproducción total o parcial de los artículos publicados en Revista de Historia Universal se necesitará una autorización escrita de la Editorial con el fin de que se reconozca que el texto, los gráficos, las tablas, etc., fueron publicados por primera vez en esta revista.

Cuando un autor incluya en su artículo citas o datos (tablas, gráficos, etc.) de trabajos publicados anteriormente, ya sea en libros o publicaciones periódicas, es su responsabilidad la presentación a las Editoras de la Revista de Historia Universal de la autorización escrita del primer editor.

Los autores pueden realizar otros acuerdos contractuales independientes y adicionales para la distribución no exclusiva de la versión del artículo publicado en esta revista (por ejemplo, incluirlo en un repositorio institucional o publicarlo en un libro) siempre que se indique que el trabajo se publicó por primera vez en Revista de Historia Universal.

A fin de evitar cualquier conflicto de interés los editores se responsabilizan de que todos los manuscritos enviados sean evaluados según su contenido intelectual sin interferir la nacionalidad de sus autores, su sexo, su orientación sexual, su filosofía política, sus creencias religiosas, etc.

Se les pedirá a los autores y a los evaluadores que manifiesten con antelación los conflictos de intereses que existan, a fin de ser considerados al momento de seleccionar a los evaluadores. Si el conflicto de intereses emerge a posteriori de la publicación, se procederá a retractar el conflicto de intereses.

"Conflicto de intereses" alude a la circunstancia en la que hay una discrepancia entre los intereses personales del autor y sus responsabilidades en relación con las acciones científicas que realiza, sea como autor/es, revisor/es o miembros del comité editorial, que puedan llegar a incidir en su juicio crítico y honradez de sus actos. Los conflictos de interés que pueden darse, son:

  • De orden económico: cuando el autor, evaluador o editor ha recibido o espera recibir dinero por las acciones que tienen que ver con la publicación y su difusión.
  • De tipo académico: cuando los revisores o editores adhieren a una determinada línea metodológica o ideológica de tal modo que su evaluación pueda ser sesgada y no objetiva. Por ello se les pide que se manifiesten con antelación.  
  • Relaciones de tipo personal o laboral: cuando los autores, revisores y/o editores presentan un lazo de amistad, de enemistad o de relación laboral. Esto se evita, en parte, si los editores consideran las fuentes de financiamiento y afiliación de los autores, para no elegir a referencistas que estén ligados a las mismas fuentes de financiamiento o pertenezcan a la misma institución de los autores.

Para mayor información Cfr. a Best Practice Guidelines for Journal Editors y el International Standards for Editors and Authors, establecidas por el Comité de Ética en Publicación (COPE)